Resonancia, por J. J. Merelo

"Todo comenzó con un ruido", dijo el locutor, con el micrófono en la mano, la cara mate por el maquillaje, y un círculo irregular de luz alredor de él donde de vez en cuando aparecía una casaca amarilla, un uniforme azul, una bata de boatiné. En realidad, llamar un ruido a lo ocurrido es tan poco exacto como llamar "perro de lanas" al Can Cerbero. No un ruido, sino el ruido, la madre de todos los ruidos, tanto en intensidad como en gradiente como en consecuencias.

La cámara cambian el punto de vista, y enfoca unos escombros donde se ve un montón de hierros retorcidos. Una señora de mediana edad, con traje de soirée, trata de reparar su maquilaje con un pañuelo. "¿Era su casa?" pregunta el locutor, con un énfasis especial en el era, estudiado de forma precisa para provocar, si no las lágrimas, al menos un puchero. "Era todo lo que teníamos"; la cámara amplía para mostrar un hombre, también de mediana edad, en esmóquin.

-¿Cómo se enteraron?

-Nos llamaron por teléfono; estábamos en una fiesta.

-¿No observaron nada raro, olor a gas, grietas?

-No - puchero reprimido - y eso que salimos a la terraza a poner la lavadora justo antes de irnos... nada.

La cámara deja de enfocar a la pareja y enfoca al locutor y las ruinas. "Aquí TelePlus, en directo desde la Calle Ja, donde esta noche, a las 11:30 aproximadamente, se ha producido un derrumbamiento, al parecer sin víctimas, de un edificio de tres plantas. Ni la Policía Municipal ni los Bomberos, ni Protección Civil se han pronunciado por el momento sobre las posibles causas del siniestro. Eso es todo. Más información, en los boletines horarios de RadioPlas".

"Durante la noche de ayer, en Granada se ha producido un derrumbamiento de un bloque de epartamentos, que afortunadamente se ha saldado sin víctimas. A pesar de la tardía hora, ninguno de los inquilinos y propietarios se encontraban en el mismo. Fuentes municipales se encuentran indagando sobre las causas de la hecatombe, aunque apuntan a un escape de gas".

"Quién sabe porqué, como todas las semanas, indaga en las causas de lo desconocido, se sumerge en las profundades de las catástrofes y hace aflorar lo escondido, lo oculto, y lo oscuro. Nos encontramos, aquí en el estudio, y mediante conexión vía satélite con la tecnología de Telegráfica, con las víctimas del desagradable suceso acaecido ayer a estas horas ". El realizador va dándole paso a las imágenes de los primeros planos de diversos grupos de personas; un par de pensionistas, un matrimonio con dos niños, una pareja de mediana edad, un grupo de estudiantes.

-Yo juego al dominó los miércoles, porque es cuando mi mujer hace la colada y no soporto el ruido, por eso me encontraba en el Hogar del Pensionista a esas horas. Gracias a Dios que no me encontré alli

-¿Su mujer tampoco se encontraba allí, no?

-No, es que, sabusté, había salido a sacar la basura, porque todas las noches a esas horas yo saco la basura, y me entretuve con la vecina, que estaba también sacando la basura... oimos un ruido y pensamos que era de una moto que acababa de pasar, pero...

-Tranquila, Pepa, tranquila - intervino su marido, ante las evidentes muestras de zozobra

-No, nosotros estábamos de juerga. Mamá, no te creas que lo hago todos los días, es que acababa de hacer un examen - dijo el estudiante

Desde un bar, un cincuentón con las mangas arremangadas decía "Y tuvimos suerte, porque mi mujer acababa de subir a hacer una colada en la lavadora, pero cuando ocurrió ya estaba aquí, ayudándome, como todas las noches."

Una sala de reuniones, otra ciudad, otro día. "Luz verde para construir el centro comercial. El solar ya es edificable"

-Pero, ¿cómo?.

-Fácil. Solo algunos meses de estudio de hábitos, de pequeñas influencias sobre esos mismos hábitos, de pequeños sobornos, nos han ahorrado muchos millones para adquirir el inmueble, y para derribarlo, lo que no es poco.

-Pero, ¿cómo? - una vez más.

-Fácil - una vez más -. Nuestra división de ingeniería estudió las características del edificio. Las lavadoras están hechas en nuestra división de electrodomésticos. A base de ofertas, conseguimos que buena parte del barrio las tuviera, pero especialmente ese bloque. Nuestra división de energía eléctrica rebajó las tarifas, pero sólo a partir de las 11de la noche. Equipos de escucha se instalaron en los alrededores, para ver hábitos, y cambiarlos cuando fuera preciso. Un campeonato de dominó en un sitio, una fiesta de empresa en otro lado, una comida de un grupo de amigos en un bar. Todas las lavadoras puestas a la vez, vibraciones que se propagan por la estructura del edificio, y una moto modificada por nosotros para dar el toque final. Lo más importante es que no muriera nadie. Siempre es más difícil, traabajar con los herederos.

-No lo entiendo. ¿Y eso hace que se caiga el edificio? - tenía sólo un Master en Administración de Negocios, y todo aquello que incluyera fórmulas matemáticas o físicas le resultaba ajeno.

-Pues sí. Se llama resonancia.


Vuelta a la pagina de aficiones

[JJ J. J. Merelo * jmerelo@geneura.ugr.es[E-MAIL]
Equipo GeNeura -- GeNeura Team
Departamento de Electrónica y Tecnología de los Computadores
Universidad de Granada Granada (Espaņa)
Phone: +34-58-243162; Fax: +34-58-243230